Entretenimiento, Diario digital

La gran mayoría de los padres, se preguntan qué hacer para entretener a los niños, y la mejor solución para que ellos boten esa energía que tienen estos pequeñines que son tan brincadores, saltadores y les gusta mucho correr y dar vueltas sin parar. La mejor opción que se les puede dar a estos padres, es convertirse en entrenadores para correr de los niños.

Esta actividad es muy placentera y renovadora tanto para los padres como para los menores, ya que el niño desea estar con sus padres, está contento por hacer algo juntos y además de eso, se motiva por realizar una actividad recreativa al aire libre. Y no necesariamente puede ser correr. También pueden realizarse ejercicios, trotar o caminar. Siempre en el mismo horario para que se haga una costumbre y una oportunidad de fortificar la relación de los hijos con los padres.

Mientras el niño crece, la energía del niño la usa para crecer, por lo que esta actividad puede hacer que se canse rápido y la hiperactividad propia de los niños pequeños, puede quedar mermada por esas largas caminatas o un leve trote por la urbanización o el sector donde viven, además el entrenamiento y el ejercicio, le aportará una oportunidad para que los músculos alcancen un crecimiento considerable.

Los cambios que los niños realizan a medida que van creciendo, pueden influir en la forma de realizar los ejercicios físicos que se han puesto como meta realizar, por eso debe estar pendiente en aprender como poder entrenar a sus hijos a medida que se activen dichos cambios, ya que el esqueleto del niño se compone de cartílagos, y se pueden accidentar fácilmente, de allí que hay que tener cuidado. Además no es bueno usar pesas, aunque sean muy pequeñas para ello. Se trata simplemente de pasar un rato recreativo entre los dos.

Después de hacer esta actividad física, puede hacer una comida ligera que los ayude a mantenerse en forma y que active la relación entre los dos, ya que la preparación de alimentos se puede hacer en conjunto, y forma hábitos de cooperación y compañerismo en los niños. Además puede preparar ensaladas de frutas, tizanas, jugos y otra cosa para que se hidraten después de cada sesión de ejercicios. Recuerde felicitar al niño al terminar toda la actividad física.

Cuando realice los entrenamientos al aire libre, trate que lleve gorra y busque sitios que no les pegue mucho el sol, los niños tienen la piel muy delicada y por eso debe cuidarlos mucho, además y por otro lado no les exija mucho comenzando, ya que ellos están haciendo ese esfuerzo es por la alegría de estar y realizar actividades en conjunto con sus padres y que no es una obligación; para ellos es una actividad de recreación. Para los padres una forma de que sus hijos boten las energías y logren que se cansen para que puedan dormir tranquilos y sin ninguna contrariedad, ya que ham botado todo esa hiperactividad que los hace ser muy traviesos.