Diario digital, Noticias, Ciencias Sociales

En el presente, parece que lo único relevante en nuestras vidas es el futuro; pero en realidad, ¿eso es solamente lo que debe importarnos? Hay que saber de dónde provenimos, para conocer de cerca nuestras raíces y afianzar la historia que nos formamos desde que nacemos. Por eso se debe conocer la Historia como ciencia. La Historia, es el estudio del tiempo que ha pasado o transcurrido en una sociedad, y ha dado más respuestas al ser humano sobre su verdadero origen, para poder construir su propia identidad y la cultura con la cual es identificado.

Para los historiadores, conocer la Historia, comprende un conocimiento de un legado que han dejado los antepasados sobre una realidad histórica, que es fundamental conocer; conocer y reconocer nuestra propia Historia, nos hace ser parte de una sociedad, donde el conocimiento hace al individuo capaz de comprender y analizar el pasado para construir el futuro con una realidad diferente.

En nuestro presente, como realidad, conviene saber la Historia como un propósito útil, que definan las acciones, los resultados y las funciones que deben definir el futuro de cada persona, por eso es relevante llevar a cabo un estudio o investigación exhaustiva de diferentes materiales, para saber el origen de nuestro nacimiento. Pueden ser a través de documentos, fotos. Imágenes, elementos culturales y otros que permitan reconocer los tópicos de cualquier individuo, ciudad o país.

El legado que de esa cultura se tiene, viene a representar una parte de la Historia. Por ello, se debe difundir de padres a hijos, que determinen el resultado final del conocimiento de cada quien, ya que la Historia, debe ser representada como parte esencial de las personas que pertenecen a una sociedad, que pueda ubicar la línea de tiempo con la cual ha establecido lo esencial de su idiosincrasia. Esto puede llegar a permitirle construir, avanzar y si lo puede lograr, cambiar el desarrollo de una larga Historia y por consiguiente, ubicar los hechos que realmente importan como principales y originarios.

Las acciones que se realizan en el presente, tienen una raíz en el pasado que hace que se cometan los mismos errores una vez, y otra, y otra y así sucesivamente; debido a esto, es necesario conocer bien la Historia de nuestros antepasados, para que eso no ocurra y transforme nuestro mundo en un lugar mejor, para nosotros mismos y para nuestros hijos, quienes son los verdaderos protagonistas de nuestro futuro. Las acciones de ayer, justifican nuestras acciones del presente, pero no dan una razón específica para el comportamiento de nuestro futuro, y a través del conocimiento de la Historia se pueden modificar hechos y costumbres para ser diferentes.

No es que diga que se cambie la Historia, para nada. Se debe hacer un estudio y una evaluación de esta, para analizar cualquier comportamiento y poder modificarlo para que no afecte la vida actual y mucho menos el futuro que tienen el destino para cada quien. Para ello, se debe conocer la Historia.